sitemarca… nos mudamos a www.sitemarca.com

Marcas, publicidad, diseño, marketing, comunicación y todo lo que deja huella

Los Mercurio 2007: el premio mayor del marketing. ¿Cómo se eligen? Experiencias del juzgamiento y las razones del Oro

Posted by Alicia Vidal en diciembre 15, 2007

Una vez más los marketineros vibraron al compás de los premios Mercurio, el máximo galardón que entrega la Asociación Argentina de Marketing (AAM).

El resultado se supo el 29 de noviembre con la tradicional gala conducida por Juan Gujis. Ese día se dieron a conocer los ganadores de las distintas categorías y se consagró a Globant como Mercurio de Oro y a Bodega Norton como Mercurio de Plata. Pero antes de esta instancia hubo mucho trabajo de por medio.

Por un lado, las empresas armando “sus casos”, una tarea que a veces encaran solas y otras veces requiere la contratación de algún experto en “saber venderse”. El público no es cualquiera ya que hay que convencer a los propios colegas o a gente involucrada muy de cerca con el mundo del marketing y las comunicaciones 

La tarea del jurado, que quien suscribe vivió de cerca ya que fui convocada por la AAM para participar en el juzgamiento, supone escuchar cada uno de los casos que compiten según un esquema básico donde se evalúa: diagnóstico, pronóstico, objetivos, acciones y resultados. El proceso de juzgamiento dura cinco días en bloques o turnos de dos horas. Cada marca o empresa tiene no más de 45 minutos para demostrar por qué se considera un caso destacado para el mundo del marketing. 

Ahí mismo, sin dilación y con el “caso fresquito en la cabeza” se procede a la votación en cada uno de los ítems. Como máximo se puede llegar a los 100 puntos según el puntaje que se logra en cada una de las variables. Las planillas son recolectadas por el personal auditor, en este caso se trató de San Martín Suárez y Asociados (SMS), y luego es cuestión de esperar los cómputos. 

Lo habitual es que los jurados tomen bloques horarios ya que es muy difícil que alguien disponga de cinco días laborales para sumergirse de lleno en la presentación de todos los casos. En ese sentido tuve la suerte de haber elegido un día y un horario (jueves 22 de noviembre) en el que pude asistir a la presentación del caso de Globant, justamente el que resultó ganador del Mercurio de Oro. Cabe aclarar que uno no sabe de antemano que caso va a escuchar sino que elige simplemente por cuestiones de conveniencia de agenda.  

Obviamente, durante el juzgamiento no está permitido hablar y los jurados solamente pueden hacer preguntas una vez terminada la presentación para tratar de dilucidar algún aspecto que no quedó del todo claro. Pero confieso que durante la presentación de Martín Migoya y de Guibert Englebienne, dos de los ejecutivos que fundaron Globant en 2003, las caras de asombro y admiración iban ganando a la audiencia. Para muchos, me incluyo, el nombre Globant no nos decía nada. Así que fue una sorpresa toparse con un caso totalmente nuevo al cual uno llega sin presupuestos ni prejuzgamientos.  

Parecíamos estar asistiendo al relato de una experiencia de “garaje” que luego salta al mundo de los grandes negocios globales. Estamos acostumbrados a escuchar acerca de los genios de Microsoft, Google o YouTube, pero en este caso todo comenzó en la bonaerense ciudad de La Plata donde cuatro emprendedores decidieron salir a conquistar el mundo con su know how de desarrollos de tecnología informática. 

El caso fue presentado como “Liderando la revolución IT en América Latina” y la gran clave fue apostar a competir en el mundo como proveedores de soluciones informáticas. No pensaron en chiquito sino que directamente salieron a conquistar al mercado de EEUU e Inglaterra. En el medio tenían que abrirse camino con otros competidores que tallan fuerte en este terreno como los expertos de India. 

Migoya y Englebienne se asociaron con Martín Umaran y Néstor Nocetti hace apenas cinco años con la finalidad de ser “el primer proveedor de tecnología informática de América Latina”. Este año ya tienen una compañía formada por 600 “globers” (así se autotitulan los integrantes de Globant reforzando el espíritu de pertenencia) con oficinas tanto en el mundo externo (México, Boston, Silicon Valley, Phoenix, Londres) como interno (Buenos Aires, La Plata, Tandil).

Para el 2008 estiman una facturación de u$s 40 millones y para el 2010 no quieren bajar de los u$s 100 millones. Nadie puede asegurar si los pronósticos se cumplirán pero al escuchar a los jóvenes socios y fundadores de esta compañía todo resulta muy creíble. Y seguramente esto también llevó al jurado de los premios Mercurio convocado por la AAM a brindarle la máxima puntuación. 

Alicia Vidal
vidalalicia@gmail.com

Ver aquí la lista de todos los ganadores del Premio Mercurio 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: